jueves, 5 de agosto de 2010

Cómo quitarle calorías a tus recetas favoritas!

Llegó la hora de cocinar y todas las riquísimas recetas familiares que te encantan llevan demasiadas tazas de aceite, barras de mantequilla y muchos litros de leche. Pero existe una solución a este problema: sustituir inteligentemente.

Utensilios
Para empezar, puedes invertir en un buen juego de ollas y sartenes no adherentes. Solo esto te ayudará a cortar la cantidad de aceite que usas para cocinar. La mayoría de veces, ni siquiera necesitarás engrasar la sartén para que los alimentos queden cocinados a la perfección. También puedes considerar otros métodos, como hornear o asar a la parrilla, ya que estos disminuyen (y a veces eliminan del todo) la cantidad de aceite o mantequilla que necesitas.

Elimina el Aceite
Muchas recetas te piden que uses una cantidad innecesaria de mantequilla o aceite, así que disminúyelas. Cuando cocines verduras o carne, y la receta pida aceite, prueba usando caldo de verduras e incluso vino. Si de todas formas necesitas el aceite, elige aceite de oliva, ya que es una alternativa más saludable a los aceites vegetales.


Huevos
Los huevos no solo están llenos de proteínas, sino que también contienen vitamina D y otros minerales. Sin embargo también están llenos de colesterol, siendo más específicos, la yema lo está. Una buena idea para aquellos que están preocupados por sus altos niveles de colesterol, es no usar la yema. Si una receta te pide 2 huevos, usa un huevo entero y sólo la clara del otro. Con esto estarás eliminando en un 50% el colesterol.

Directo de la Vaca
Los productos lácteos son ingredientes que pueden ser substituidos fácilmente. En lugar de usar crema de leche o crema agria, trata con una versión baja en grasa o incluso puedes probar con yogurt. Si sientes que el sabor no es el mismo, combina los dos y casi no notarás la diferencia.

Antes de usar una taza de leche entera, espera un segundo. Vas a reducir la grasa si decides reemplazarla por leche descremada... es más, deberías tratar de hacer esto siempre!!

Los quesos son un poco más difíciles. Puedes probar con las versiones dietéticas, pero dependiendo del tipo de queso que uses, tal vez no se derrita tan bien como los quesos regulares. Los quesos se comportan de manera distinta cuando les quitas la grasa, así que algunos pueden funcionar, pero otros no.

Corta las Carnes
Trata de sustituir las carnes con verduras. Si una receta te pide 1 kilo de pollo, trata de reducirlo a 500 o 600 gr. y añade más vegetales. Lo más probable es que nadie note la diferencia en la comida.

Al final se trata de ser creativo(a)!! No temas probar cosas nuevas en la cocina, así tome algunos intentos hasta que todo salga bien ;)

3 comentarios:

Marlenita dijo...

muy interesante, lo mismo buscaba yo y encontre un lugar donde me brindan una dieta a domicilio de acuerdo a mi organismo.

Dieta mediterránea dijo...

Interesante nota. Una forma popular en estos días de sustituir los excesos de grasas es también utilizar rocío vegetal (incluso hay en el mercado versiones light) para las frituras de vegetales o el sellado de carnes. Les dejo mi web sobre la dieta mediterránea.
¡Saludos!

Robert Familia dijo...

Hola como estas?
tu blog esta muy bien elaborado, te comento que también tengo uno de temática parecida. Comidas Saludables.